La gracia y el perdón de Dios

La gracia y el perdón de Dios

La gracia y el perdón de Dios son dos conceptos fundamentales para la fe cristiana. Ambos revelan el amor incondicional de Dios hacia la humanidad, que nos ofrece la salvación y la vida eterna a través de Jesucristo. La gracia de Dios es el favor inmerecido que nos da, a pesar de que no lo

La gracia y el perdón de Dios son dos conceptos fundamentales para la fe cristiana. Ambos revelan el amor incondicional de Dios hacia la humanidad, que nos ofrece la salvación y la vida eterna a través de Jesucristo.

La gracia de Dios es el favor inmerecido que nos da, a pesar de que no lo merecemos. Es decir, no podemos ganar nuestra salvación mediante nuestras propias obras o esfuerzos, sino que es un regalo gratuito de Dios. La Biblia dice: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9, RVR1960)¹.

La gracia de Dios implica que hemos sido liberados del poder del pecado y de la muerte gracias a la provisión de Dios. Fue Dios quien a través de Cristo nos dio acceso al perdón de nuestros pecados y a la vida eterna. Dios nos salvó de morir por la eternidad, lo hizo por su propia iniciativa y de forma gratuita. La gracia de Dios también significa que somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas (Efesios 2:10, RVR1960)¹.

El perdón de Dios es la manifestación de su gracia hacia nosotros. Dios nos perdona cuando nos arrepentimos de nuestros pecados y confiamos en Jesús como nuestro Salvador. El perdón de Dios nos limpia de toda culpa y nos restaura la relación con él. La Biblia dice: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9, RVR1960)¹.

El perdón de Dios nos brinda la oportunidad de encontrar paz, reconciliación y esperanza. Cuando recibimos el perdón de Dios, también debemos perdonar a los que nos han ofendido, siguiendo el ejemplo de Jesús. La Biblia dice: “Perdonen, y se les perdonará” (Lucas 6:37, NVI)².

La gracia y el perdón de Dios son una buena noticia para todos los que reconocen su necesidad de Dios y su incapacidad de salvarse a sí mismos. Dios nos ofrece su gracia y su perdón de forma inmerecida, pero debemos recibirlos por medio de la fe. La fe es la confianza en lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo, y la entrega de nuestra vida a él. La fe no es una obra que nos haga merecer la salvación, sino la respuesta que agrada a Dios y que nos permite experimentar su amor y su paz. La Biblia dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12, RVR1960)¹.

LaGracIA – Alejandro Villegas

Alejandro Villegas
ADMINISTRATOR
PERFIL

Posts Carousel

Escribir un Comentario

Su dirección de correo no va a ser publicada. Llenar la información solicitada con *

Últimos Post

Top Authors

Más Comentado

Video Promovido

RADIO EN VIVO