Actualidad Ciencia y Tecnología

Japón aprueba la creación de embriones híbridos entre roedores y humanos

Publicado por La Verdad Ahora

En fase experimental y estableciendo un precedente bastante extraño, Japón aprobó el uso científico de embriones humanos y animales.

El gobierno nipón dio luz verde y financiamiento a la implantación de células humanas en embriones de ratas para luego trasplantarlos en animales sustitutos.

A cargo del proyecto quedó el profesor Hiromitsu Nakauchi, quien dirige equipos en la Universidad de Tokio y la Universidad de Stanford en California, y su misión sería luego hacer estas mismas transferencias en seres humanos.

¿Para qué estos embriones humano-animales?

Según relata la revista Nature, donde se publicó el artículo, lo que pretende el profesor Nakauchi es:

“cultivar embriones de ratón híbrido hasta los 14,5 días, cuando los órganos del animal están formados en su mayoría y es casi a término. Hará los mismos experimentos en ratas, haciendo crecer los híbridos a corto plazo, unos 15,5 días. Más tarde, Nakauchi planea solicitar la aprobación del gobierno para cultivar embriones híbridos en cerdos por hasta 70 días”

Una de las cosas que más preocupan a los bioéticos es las implicancias que podrían tener estas transferencias, por ejemplo, evitar que alguna célula humana viaje al cerebro de los animales y les provoque daños cognitivos.

Eso aunque el profesor Nakauchi comentó que, “Estamos tratando de generar órganos específicos, por lo que las células van solo al páncreas”.

Según se establece en Nature, los objetivos del experimento son:

“crear un embrión animal que carece de un gen necesario para la producción de un determinado órgano, como el páncreas, y luego inyectar células madre pluripotentes inducidas por humanos (iPS) en el embrión animal. Las células iPS son aquellas que se han reprogramado a un estado de tipo embrionario y pueden dar lugar a casi todos los tipos de células. A medida que el animal se desarrolla, utiliza las células iPS humanas para fabricar el órgano, que no puede producir con sus propias células”.

fayerwayer

 

Comentarios

Comentarios