Noticias Cristianas

CHARLES SPURGEON: Vida y ministerio de “El Príncipe de los PREDICADORES”

Charles Spurgeon nació en el pequeño pueblo de Kelvedon, Essex, Inglaterra, el 19 de junio de 1834. La madre de Spurgeon tuvo 17 hijos, nueve de los cuales murieron en la infancia.

Se podría pensar, Spurgeon no tuvo una gran educación. Nunca obtuvo un título universitario, probablemente por no ser anglicano, a pesar de que vivió en Cambridge un tiempo, pero allí se dedicó al estudio personal, fue asistente de enseñanza y se instruyó brevemente en griego. Pero esto no le impidió ser uno de los autodidactas más interesantes de su época.

A los 15 años, Spurgeon rompió con la tradición familiar y se convirtió en bautista.

Siendo aún un adolescente, Spurgeon comenzó a predicar en las zonas rurales de Cambridgeshire. Luego se convirtió en pastor rural en la aldea de Waterbeach, allí se convirtió en una celebridad.

Su energía, su voz y su capacidad oratoria le dieron mucha reputación, lo que hizo que un año y medio después de convertirse en pastor, y con tan solo 19 años, lo invitaran a Londres a predicar en la histórica Capilla New Park Street. Spurgeon se quedó el resto de su vida en Londres, y la pequeña iglesia que lo invitó a predicar por medio año, se convirtió, bajo su liderazgo, en una iglesia con más de 5600 asientos.

Aunque este éxito vino cargado de controversia. Debido a su popularidad, sus sermones eran publicados en diarios tan importantes como el London Times y hasta en el New York Times, lo que lo ponía en el centro del debate público.

Pero no solo fue su forma de predicar, sino también sus convicciones las que crearon controversia. Él nunca se acobardó a la hora de predicar la verdad, su mensaje era claro y directo.

Spurgeon era ante todo un predicador, y en ese papel era insuperable. Su originalidad al predicar radicaba en su combinación de doctrina conservadora y un estilo actualizado. Tenía una gran habilidad para sentir el pulso de su tiempo, y para saber, casi instintivamente, cómo llegar a la gente común en un lenguaje que podían entender con toda claridad.

Sin embargo, el aporte de Spurgeon fue mucho más allá de su predicación y de la iglesia. que este gran hombre murió pobre, entre otras cosas porque siempre procuró quedarse con poco, porque daba mucho a los que tenía su alrededor. No se puede pasar por alto decir que Spurgeon fundó sesenta y seis ministerios con el dinero generado por las ventas de sus libros y predicaciones.

Podríamos decir que, como predicador, Spurgeon lo tenía todo, excepto buena salud. Sufría constantemente de diversas dolencias y, a veces, sufría de graves episodios de depresión. También tenía gota reumática, lo que finalmente le quitó la vida a la edad de 57 años.

Predicó su último sermón en junio de 1891 y murió seis meses después.

Por BITE.

Comentarios

Comentarios