Reflexiones y Estudios

VERDADES Y MITOS SOBRE LA PASCUA – Augustus Nicodemus

Escrito por La Verdad Ahora

En esta época del año se celebra la Pascua en toda la cristiandad, ocasión que sólo pierde en popularidad para la Navidad. A pesar de esto, hay muchas concepciones erróneas y equivocadas sobre la fecha.
La Pascua es una fiesta judía. Su nombre, «pascua», viene de la palabra hebrea “פסח” Pessach que significa «pasar por encima», una referencia al episodio de la Décima Plaga narrado en el Antiguo Testamento cuando el ángel de la muerte «pasó por encima» de las casas de los judíos en Egipto y no entró en ninguna de ellas para matar a los primogénitos.

La razón fue que los israelitas habían sacrificado un cordero por orden de Moisés, y esparció su sangre en los umbrales de las puertas. Al ver la sangre, el ángel de la muerte pasaba de largo por aquella casa. Esa misma noche los judíos salieron libres de Egipto, después de más de 400 años de esclavitud. Moisés entonces instituyó la fiesta de la «Pascua» como memorial del evento. En esta fiesta, que se convirtió en la fiesta más importante de los judíos, se sacrificaba un cordero que era comido con hierbas amargas y panes sin levadura.

Jesucristo fue traicionado, encarcelado y muerto durante la celebración de una de ellas en Jerusalén. Su resurrección ocurrió el domingo por la mañana, temprano, después del sábado pascual. Como su muerte casi ciertamente sucedió el viernes (hay quien defiende el miércoles), la «sexta de la pasión» entró en el calendario litúrgico cristiano durante la edad media como día santo.
El jueves por la noche, antes de ser traicionado, mientras Jesús, como todos los demás judíos, comía el cordero pascual con sus discípulos en Jerusalén, determinó que los discípulos pasasen a comer, no más la pascua, sino a comer pan y tomar pan vino en su memoria. Estos elementos simbolizaban su cuerpo y su sangre que serían dados por los pecados de muchos – una referencia anticipada a su muerte en la cruz.

Por lo tanto, los cristianos no celebran la pascua, que es una fiesta judía. Para nosotros, era el simbolo del sacrificio de Jesús, el cordero de Dios, cuya sangre impide que el ángel de la muerte nos destruya eternamente. Los cristianos comen pan y beben vino en memoria de Cristo, y esto no sólo en esta época del año, sino durante todo el año.

La Pascua, tampoco es un día santo para nosotros. Para los cristianos sólo hay un día que podría llamarse santo, el domingo, porque fue un domingo que Jesús resucitó de entre los muertos. El foco de los acontecimientos ocurridos con Jesús durante la semana de Pascua en Jerusalén es su resurrección el domingo por la mañana. Si él no hubiera resucitado su muerte habría sido en vano. Su rescate de entre los muertos demuestra que Él era el Hijo de Dios y que su muerte tiene poder para perdonar los pecados de los que creen en él.

Por fin, conejos, huevos de chocolate y otros pertrechos populares fueron añadidos al evento de la Pascua por la creencia y la superstición popular. Nada tiene que ver con el significado de la Pascua judía y de la cena del Señor celebrada por los cristianos.

En términos prácticos, los cristianos pueden tomar las siguientes actitudes hacia las celebraciones de Pascua tan populares en nuestros países: (1) rechazarlos por completo, debido a los conceptos erróneos, supersticiones y comercialismo que infectaron la ocasión; (2) aceptarlas normalmente como parte de la cultura; (3) usar la ocasión para redimir el verdadero sentido de la Pascua.

Yo opto por esta última.

Augustus Nicodemus.

Comentarios

Comentarios