Elecciones 2013 Uncategorized

QUE SU VOTO NO HABILITE A SU ENEMIGO – Dr. David Hormachea

La Verdad Ahora
Written by La Verdad Ahora

David Hormachea

Mientras me alegro en el estudio y la comprensión de principios bíblicos, mas me asombra la gran cantidad de cristianos que no viven ni toman decisiones basados en principios, sino en sus opiniones personales y las ideas aprendidas. En muchos artículos que publico, recibo respuestas de algunas personas que solo dan sus opiniones personales. Tristemente, muy pocos dicen: “La palabra de Dios dice esto…” y muchos de los que citan la Biblia, utilizan versículos mal interpretados para afirmar las ideas que ellos han desarrollado. Esto nunca deben hacerlos los cristianos que desean influenciar con los valores del Reino.
Es triste que los cristianos modernos no estén dispuestos a luchar por sus valores y que mas bien se asocien mediante sus opiniones, votos o apoyo con quienes hoy tienen similitudes con la antigua religión de Baal y Asera que exaltaba el culto a la naturaleza y a las pasiones sexuales, y lo celebraban sacrificando a los niños. Hoy tenemos a los adoradores radicales de la naturaleza, los ecologistas radicales, los motivadores de pasiones sexuales que prefieren dedicar millones para salvar una especie animal en peligro de extinción, e invertir millones en clínicas gratuitas para la practica del sacrificio por sus pasiones descontrolada o mejor dicho, el asesinato de niños mediante el aborto.
Esas mismas ideas de la religión romana de adoración a César y que exaltaba el estado es la religión moderna que adora el estatismo, que quiere hacer crecer y engordar al papá estado y el gobierno mundial basado en los derechos humanos, mejor definido como, derechos humanos de elegir el pecado.
Las ideas de los estoicos y epicúreos que promovían la religión llamada panteísmo y ateísmo, sigue manifestando hoy en las ideas de la nueva era, el liberalismo, el marxismo, el marxismo cultural, el comunismo, el ateísmo, etc. Solo los nombres son diferentes, pero sus filosofías exaltadoras de los gustos y pasiones humanas, son las mismas.
Es mi deseo animar a los cristianos para que no se queden en las gradas del circo romano como observadores de la destrucción de la moral que los ateos siguen consiguiendo. Alguien me decía, “pero el mundo ira de mal en peor”, “ellos seguirán avanzando como han avanzando en otros países.” Es cierto que la maldad aumentará, pero que no aumente porque nosotros no asumimos nuestra responsabilidad de oponernos al mal.
También alguien me escribió palabras sabias al decirme: “Si pecamos, tenemos que hacernos cargo de las consecuencias; pero, si hacemos la voluntad de Dios, Dios se hace cargo de las consecuencias”. Esa es una gran verdad. Una cosa es que nos dirijamos a ser objetos de la disciplina divina por apoyar directa o indirectamente el pecado, y otra que a pesar de nuestro trabajo y obediencia a Dios, se establezcan cambios pecaminosos.
show_ima3ge_NewsPostEstoy convencido que es un pecado apoyar a los que se oponen a la moralidad bíblica. Estoy convencido que pecamos cuando apoyamos a una hija para que se case con un ateo, solo porque tiene dinero, y es pecado apoyar a los enemigos de la fe solo porque nos ofrecen algún bienestar futuro. Creo que la Biblia me manda a luchar aunque pierda, en vez de guardar silencio y nunca luchar democráticamente por los valores que profesamos.
Nos hacemos cómplices cuando elegimos para que nos gobiernen quienes desean cambiar la constitución. Ellos trabajaran para imponer su filosofía atea de tal forma que tengan el camino expedito para permitir el matrimonio homosexual, el aborto, y desterrar el nombre y la idea de Dios de todo lo que puedan. La razón de su lucha por el cambio es porque la actual protege el derecho a la vida y al matrimonio entre un hombre y una mujer.
Los cristianos no debemos tener una actitud “que me importista” frente a los avances de los que odian la moralidad bíblica. Debemos pararnos como Elías para condenar la maldad y apoyar al Dios que nos eligió. La pregunta de Elías al pueblo todavía debería tocar los corazones de los hijos de Dios: “ ¿Hasta cuando claudicareis vosotros entre dos pensamientos?” He decidido que mi respuesta no será la que tuvo el pueblo. No quiero que usted responda como respondió el pueblo. Cuando el profeta le dice: “Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de el. Y el pueblo no respondió palabra.”
Queridos amigos, si Baal, el dios de las pasiones, el dios cuya adoración estaba basada en la sexualidad y para hacerlo tenían prostitutas, todavía sigue siendo adorado por todos los que siguen sus pasiones sexuales en vez de la moralidad bíblica y las convicciones basadas en la verdad. Hoy se ridiculizan las convicciones bíblicas y se exaltan las pasiones humanas.
Si usted cree que en una elección es mejor votar por quien ofrece mas trabajo, mas educación gratuita, mas guarderías, mas facilidad para obtener una casa, aunque nunca cumplan, y tengan un plan para destruir la moralidad bíblica, entonces, no pierda tiempo y únase a los humanistas que creen que Dios no existe, y que ninguna deidad nos puede salvar, solo el hombre.
Si usted apoya a quienes creen que todos los hombres poseen un sentido innato de la moral; que el hombre es bueno por naturaleza, pero corrupto por la sociedad; que la felicidad es la medida y el objetivo de su vida, que Dios no existe y que solo es una causa primitiva e inconsciente, que todo es relativo, entonces, apresúrese para unirse a los que hacen lindas ofertas económicas, pero que seguirán destruyendo la moralidad.
Hoy los humanistas proclaman: sigan sus gustos, sigan sus pasiones, nadie debe obstaculizar lo que ustedes desean, si desean ser hombres, mujeres u homosexuales, ustedes deben elegirlo de acuerdo a lo que sienten.

Si esta de acuerdo con el casamiento entre homosexuales, si está de acuerdo con el aborto, si está de acuerdo que cambien la constitución para que encaje en una mentalidad atea y humanista, entonces, vote a favor de las filosofías anti Dios. Si le gusta el humanismo secular que ha tomado posesión de gobiernos, que quiere erradicar las cosmovisión judeo-cristiana de los medios de comunicación, del gobierno, y especialmente de la educación publica, entonces, debe votar por ellos. Si igual que a ellos, a usted le molesta el creacionismo, la idea de un hombre pecador, la familia con papa y mama, y los valores bíblicos, entonces, elija a diputados, senadores y presidente que estén en contra de ello para facilitarles la tarea y usted se parte del cambio. Si usted cree como los humanistas seculares que no hay deidad que nos ayude, que tenemos que ayudarnos a nosotros mismos. Si cree como el postmodernismo que asegura que la verdad absoluta no existe, que debemos crear nuestra moral y cada uno elige su moralidad. Si cree como la nueva era que dice que no hay deidad cristiana y que usted es su propio dios, entonces, en base a eso elija sus candidatos. Lo terrible del humanismo es que como el anticristo: “se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose parar por Dios.” (2 Tesalonicenses 2:4)
Cada generación tiene que decidir si Cristo es superior a Nietzsche, si nuestro Dios es mas inteligente que Platón, si la libertad en Cristo es mejor que el totalitarismo, si la propiedad privada es mejor que el comunismo, si el creacionismo es superior a la evolución, si el propósito y diseño divino es superior a la casualidad, si el amor es mejor que la lucha de clases, si la moral absoluta es mejor que la relativa, si dar a luz o adoptar es mejor que abortar, si valen mas los niños no nacidos que los animales en extinción, si el dominio propio es mejor que la licencia para seguir sus pasiones, si la responsabilidad personal basada en valores morales es mejor que sentirse victima y si votar basados en valores cristianos aunque nos desprecien, o es mejor que votar por los enemigos de la moralidad bíblica para que nos ayuden. Ahora nos toca a nosotros elegir, no candidatos políticos, sino la moralidad en que basamos nuestra elección. Nadie debe rendirse, Pablo no lo hizo frente a los gobernantes o filósofos de su era, y nosotros tampoco debemos hacerlo. Yo no lo haré y pese a que existe la posibilidad que me ataquen, seguiré defendiendo la fe. Los pocos ataques que recibo, todos son basados en ideas, en gustos, en filosofías, NADIE hasta el momento ha mencionado escrituras bien interpretadas que apoyen el apoyo que le brindan a los enemigos de la fe. Recuerde que los humanistas consideran a la iglesia y nuestras doctrinas absolutas como el mayor enemigo de la humanidad. ¿Cómo pueden votar por quienes nos consideran su peor enemigo?

votar1
Le repito una vez mas la estrategia humanista. John J. Dunphy, en su galardonado ensayo: The Humanist (1983), ilustra este enfoque estratégico: “La batalla por el futuro de la humanidad debe ser peleada y ganada en los salones de clases de las escuelas públicas, por maestros que perciban su rol correctamente como proselitistas de una nueva fe. Una religión de la humanidad que reconoce y respeta en cada ser humano la chispa que los teólogos llaman divinidad. Estos maestros deben encarnar la misma dedicación desinteresada que los predicadores mas rabiosamente fundamentalistas, porque serán ministros de otro tipo, utilizando un salón de clases en lugar de un púlpito para llevar los valores humanistas en todas las asignaturas que enseñen, desde preescolar, hasta la universidad. El aula de clases debe ser, y se convertirá, en un campo de batalla entre lo viejo y lo nuevo, el cadáver descompuesto del cristianismo, junto con sus males y miserias adyacentes, y la nueva fe del humanismo, resplandeciente en su promesa de un mundo en el que por fin se alcance el nunca realizado ideal del cristianismo de “ama a tu prójimo.”
Mientras los cristianos chilenos no se den cuenta que el humanismo es poderoso, tiene estrategias, quiere destruir la moralidad bíblica y que le harán cualquier oferta para conseguir el voto que les entregue el poder para gobernar con su filosofía, seguirán votando amigablemente por los mas acérrimos enemigos de nuestra fe que se visten de “ángeles de luz” para engañar aun a los escogidos.

Dr. David Hormachea

Mas Noticias Cristianas en La Verdad Ahora: www.laverdadahora.com

La Verdad Ahora
Las Noticias Cristianas Evangelicas de Chile y el mundo en un solo lugar.
Conoce el nuevo sitio de Noticias Cristianas de Chile y el mundo, con información relevante del mundo evangélico, notas de actualidad e información de edificación. “Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad”.

Comentarios

Comentarios

About the author

La Verdad Ahora

La Verdad Ahora

Las Noticias Cristianas Evangelicas de Chile y el mundo en un solo lugar.
Conoce el nuevo sitio de Noticias Cristianas de Chile y el mundo, con información relevante del mundo evangélico, notas de actualidad e información de edificación. "Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad".

Leave a Comment