Noticias Cristianas Reflexiones Uncategorized

David Hormachea: ¿Cómo ser una persona justa?

La Verdad Ahora
Escrito por La Verdad Ahora
Dr. David Hormachea

Dr. David Hormachea

Les mando un saludo cariñoso a todos los que disfrutan de las enseñanzas bíblicas. Comparto con ustedes uno de los programas que es parte de mi serie EL EXTRAORDINARIO VALOR DE LOS VALORES que se esta transmitiendo en las estaciones de radio que transmiten mi programa PRINCIPIOS.

“Aunque vivimos en una sociedad mas justa en muchos aspectos, debido a que la justicia humana es falible e imperfecta, por aplicar sus ideas de justicia, muchas veces legalizan actos que la ética cristiana considera actos de injusticia.”

Nadie me puede convencer que es justo que los matones que existen en las escuelas sigan en ellas protegidas por leyes que buscan justicia. Nadie me puede convencer que es un acto de justicia que una mujer que cometió adulterio, una chica que quiere esconder su embarazo de sus padres, aborte un niño que esta iniciando su vida en su vientre. Ese es un acto de injusticia. Nadie puede convencerme que es un acto de justicia encargar a niños con familiares, amigos, con empleadas, con abuelos, en casas de cuidado de niños y privarles de la necesaria maternidad en los cruciales cinco primeros años, solo porque los padres quieren tener un estilo de vida de mas lujo, y absorbidos por el consumismo y el materialismo.
Aunque las manifestaciones del pecado son muy similares en todas las épocas y culturas, también existen particularidades en toda época. La raíz del pecado es la misma pero las manifestaciones van variando. La injusticia en la sociedad no se termina, mas bien aumenta pues se aumentan las formas como se manifiesta. Sin duda existe mas justicia con las mujeres, pues no vivimos en la sociedad romana que tenia mujeres para sus orgias y los griegos que tenían mujeres para sexo y diversión. Sin embargo, en la búsqueda de justicia humana y falible para las mujeres se ha creado todo un mundo de injusticia para los niños. Desde lo mas sencillo, es decir, de que las madres puedan participar del mercado laboral, hasta que ellas puedan elegir si abortan o no a un niño.
Debido a que todo se puede llevar al extremo, hoy no se castiga duramente, como con una serie de advertencias y finalmente la expulsión de los niños o los jóvenes que maltratan, insultan a sus profesores, o quienes amenazan, forman grupos con características pandilleriles, o insultan, ridiculizan o aun son violentos con otros niños. Algunas autoridades y aun leyes creen que no es justo expulsar a quien mantiene ese tipo de conducto en los establecimientos educacionales.
Debido a que todo se puede llevar al extremo, existen padres que por trabajar y tener mas dinero aunque no sea esencial, aunque sea por obtener mas cosas y un estilo de vida mas lujoso, dejan a sus hijos en jardines de infantes o bajo el cuidado de empleadas que nunca pueden reemplazar a una madre. El mayor problema es que todo intento de hacer justicia basados en los gustos, deseos, anhelos, metas y pasiones humanas, desencadena una serie de injusticias. Es por eso que sin duda hoy vivimos en una sociedad mas justa en algunos aspectos que tenían que ser conquistas sociales, pero también hemos creado otros actos de injusticia que lamentablemente no son considerados como injustos.

La injusticia en la modernidad


Es injusto que padres abusen de sus hijos y los hijos de los padres. Es injusto que exista violencia matrimonial. Es injusto que las mujeres sean explotadas mediante la prostitución y que hayan jóvenes homosexuales prostitutos. Es injusto que los niños sean abusados y que se busque atrapar a los jóvenes en el mundo de las dependencias. Es injusto que haya millones de personas que se aprovechen de los servicios gubernamentales de asistencia social, y que haya gobernantes corruptos que ofrecen lo que nunca pueden cumplir. Es injusto que haya personas esperando que los gobiernos les den lo que ellos deberían obtener trabajando y que ciertos gobernantes se enriquezcan ilícitamente. Es injusto que haya empresarios explotadores que se enriquecen explotando a los obreros y pagando sueldos de miseria, mientras ellos ganan dinero que nunca podrán gastar en su vida. Es injusto que haya empleados que trabajan menos de lo que deberían, que utilizan las computadoras para sus necesidades personales, que son irresponsables y les falta integridad. Es triste que haya comerciantes corruptos y policías que le hacen la competencia. Es triste que los canales de televisión den noticias y presenten reportajes que encajan en su línea política en vez de reportar justamente todas las injusticias independientemente de los políticos y los partidos que las cometan. Es injusto que no haya un buen sistema de salud y es injusto que la gente abuse de ellos. Es injusto que la gente no pague los impuestos y es injusto que los suban a niveles destructivos. Es injusto que existan violaciones y es injusto que se asesinen a los niños mediante el aborto. Es injusto que policías se ensañen con manifestantes que se han convertido en violentos, y es injusto que esos violentos destruyan la propiedad privada, ataquen a los policías con piedras y bombas.
Es injusto que le den un trabajo a la chica menos preparada profesionalmente pero mas bonita, y es injusto que ella para conseguirlo provoque a los hombres y luego los acuse de acosadores. Es injusto que le aumente el sueldo a un irresponsable porque es amigo del supervisor y que la gente quiera aumento de sueldos sin prepararse, ser mas eficiente, capacitado, responsable e integro. Es injusto el maltrato, la violencia y el asesinato de las mujeres y es injusto el maltrato, la violencia y el asesinato de niños que no han nacido solo porque las madres dicen tener el derecho sobre sus cuerpos, aunque en sus cuerpos haya una vida que no ha pedido venir a este mundo y que tampoco quisiera morir. Es injusto que haya hombres que obliguen a sus mujeres o amantes a abortar, es injusto que las mujeres lo elijan y es injusto que médicos se ganen la vida y aun se enriquezcan asesinando a niños no nacidos. En este mundo exista mas injusticia que lo que la gente se imagina. Es cierto vivimos en una sociedad injusta. Este mundo es injusto y en medio de esta sociedad, los cristianos somos llamados a ser personas justas.
Cuando escuchamos o somos testigos de la injusticia es fácil aceptar que el mundo necesita que las personas aprendan a vivir con justicia, que el mundo necesita un salvador y que los que hemos recibido la salvación vivamos con la integridad y justicia que debe ser parte de la vida de todos los salvados.

[quote]“Aunque vivimos en una sociedad mas justa en muchos aspectos, debido a que la justicia humana es falible e imperfecta, por aplicar sus ideas de justicia, muchas veces legalizan actos que la ética cristiana considera actos de injusticia.”[/quote] La solución para combatir las obras de injusticia de los hombres no es una cárcel. La solución para evitar que las mujeres vendan sus cuerpos, que los niños y los jóvenes crean que existe un tercer sexo y comiencen a practicar desvíos sexuales, la solución para que una mujer no cometa un aborto, la solución para que no exploten a las mujeres con la prostitución, no es una cárcel. La solución es que la persona sea regenerada y comience a odiar el pecado. La solución es que la persona crea en la existencia de Dios. La solución es que la persona crea que existe una moralidad más grande que las ideas humanas y no que el hombre en su propio Dios y que puede seguir sus instintos bestiales.
Si usted se pregunta porque ocurre esto en el mundo. Si se pregunta que es lo que hace que un ser humano se convierta en una bestia lleno de injusticia. Es cierto que el ser humano quiere poder, quiere dinero, quiere mas comodidades, pero porque razón para obtener todo ello es capaz de hacer lo mas salvaje. ¿Por que razón algunos se enriquecen vendiendo drogas aunque sepan que destruyen la vida de millones de jóvenes. ¿Por que razón algunos venden pornografía, secuestran chicas para prostituirlas, les incluyen en películas pornográficas, venden pornografía, aunque saben que están destruyendo las familias. La respuesta es sencilla. Todos los seres humanos tenemos una naturaleza pecaminosa que nos puede seducir y convertirnos en adúlteros, traficantes, abusadores, violentos y engañadores.

La injusticia con los no nacidos

Que hace que un Kermit Gosnell culpable de tres de las cuatro acusaciones de asesinar bebés que nacieron vivos tras abortos fallidos. Que hace que los bebés no nacidos sean conocidos solamente por letras, y Gosnell sea sentenciado por los asesinatos de Bebé A, Bebé C y Bebé D, en su clínica en Filadelfia. Que hace que al Bebé Gosnell le indujera el parto a su madre, que tenía cerca de 30 semanas de embarazo. Que hizo que Gosnell rompiera la columna vertebral del bebé y ponga su cuerpo en una caja de zapatos para descartarlo. Que hizo que asesinara al Bebé C, cuando éste se movía y respiró 20 minutos luego del parto hasta que un asistente le cortó la columna vertebral. Que hizo que el Bebé D naciera dentro de un retrete y que un trabajador de la clínica dijera a las autoridades que el bebé se movía y parecía que nadaba. Que hizo que otro trabajador lo sacara de allí y le cortara el cuello. Solo la naturaleza de bestia de los hombres. Así lo dice Salomón. Así como mueren los hombres, mueren los animales y sin Dios, sin creer en la santidad de la vida, nuestras obras de injusticia pueden conducir a seres humanos a las mas grandes bestialidades. A Gosnell se le encontró “no culpable” de la muerte del Bebé E, quien de acuerdo a un testigo lloró antes de que Gosnell lo matara y lo pusiera en un tacho de basura.
Encarcelar a las personas no les cambia el corazón. Una persona encarcelada puede tener remordimiento, pero aunque sienta dolor y prometa no volver a romper la ley, no cambiará su corazón. Entregar más posibilidad de obtener mejor educación a las personas no cambia su corazón ni les prepara para vivir una vida de alta moralidad. Existen personas muy educadas y muy inmorales. Sólo la transformación que produce la conversión que realiza Cristo puede cambiar corazón humano. Existen de prueba millones de personas que después de ser inmorales, adúlteros, homosexuales, empresarios explotadores, obreros irresponsables, políticos ladrones, prostitutas, secuestradores, que al aceptar el mensaje del evangelio y recibir la transformación divina, hoy no solo aman a Dios, también a su familia y son un gran aporte en ellas y en la sociedad. Eso no solo ocurre ahora, Pablo describe el cambio que tuvieron personas en la iglesia de corinto en forma muy clara cuando dice: 9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11 Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios.” (Primera a los corintios 6:9-11)
Por ello la Iglesia no sólo debe predicar de la justicia sino que debe actuar en torno a ella. No solo debemos predicar en contra del aborto, también debemos acoger a las mujeres que lo hicieron y están dominadas por la culpabilidad para ayudarles a sanar y vuelvan a ser personas sanas y productivas. Si debemos ser justos y condenar el adulterio que cometió un esposo, pero también debemos ser justos al proveerles el entrenamiento moral para que no solo abandone el pecado, entienda el dolor causado, sino que, además, transforme su moralidad. Debemos ser justos con los pobres y buscar la manera de ayudarles. La mejor manera no siempre es darles dinero. En ciertas ocasiones es apropiado y justo. En otras, la mejor manera es ayudarles a que aprendan a vivir mejor, a que aprendan a amar la excelencia, a que amen una mejor educación, a que se preparen más, a que tenga nuevos valores morales, entonces sus vidas serán transformadas. La iglesia si tienen la responsabilidad de utilizar fondos para construir templos, pero menos sofisticados para también construir orfanatos, casas de ayuda para mujeres maltratadas con excelentes instalaciones para poder enseñarles a vivir con sabiduría. Los líderes de las iglesias no deben enriquecerse ni vivir vidas de millonarios mas bien deben utilizar fondos para construir hospitales, hogares de ayuda para las personas en necesidad. Pero eso tampoco soluciona los problemas. Brinda una ayuda pero no la solución. La solución está en que las personas aprendan a vivir una vida diferente. Que las mujeres aprendan a vivir con valor y dignidad, que los padres dejen de ser progenitores y se conviertan en verdaderos padres que entrenan a sus hijos para la vida. Que los jóvenes dejen de tener niños fuera del matrimonio y que tengan relaciones sexuales con un cónyuge que aman y que tienen un compromiso para toda la vida. Esos son los mejores actos de justicia, esa es la justicia que Dios demanda y esos son los valores que enseñamos y esa es la preparación que nosotros entregamos. Nuestra misión es ir a la raíz del problema, y otros deben invertir en curar las heridas.
Por eso Salomón dice. Si ustedes viven con la perspectiva humana atea, agnostica, que creen que no existe Dios y que buscan justicia para justificar pecados como la practica homosexual, bisexual, el aborto, pero no buscan justicia para condenar las relaciones sexuales fuera del matrimonio, las relaciones sexuales fuera de los dos sexos creados por Dios, entonces viven con una perspectiva que rechaza a Dios y trae terribles consecuencias a la sociedad.
Es por el rechazo de la moralidad divina que se practica ewl adulterio, relaciones sexuales antes del matrimonio y una falta de compromiso matrimonial hasta que la muerte los separe. Solo por aplicar la justicia divina, en nuestra sociedad tendremos respeto y le daremos el valor y la dignidad que tienen lo que han nacido y también aquellos que no han nacido.

Dr. David Hormachea

La Verdad Ahora
Las Noticias Cristianas Evangelicas de Chile y el mundo en un solo lugar.
Conoce el nuevo sitio de Noticias Cristianas de Chile y el mundo, con información relevante del mundo evangélico, notas de actualidad e información de edificación. “Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad”.

Comentarios

Comentarios

Acerca del autor

La Verdad Ahora

La Verdad Ahora

Las Noticias Cristianas Evangelicas de Chile y el mundo en un solo lugar.
Conoce el nuevo sitio de Noticias Cristianas de Chile y el mundo, con información relevante del mundo evangélico, notas de actualidad e información de edificación. "Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad".

Leave a Comment