Reflexiones y Estudios

La Gracia de Dios que da libertad

Escrito por La Verdad Ahora

En su famosa alegoría de la caverna, Platon, sin percatarse de ello, ilustro lo que es la condición de la raza humana que esta bajo la autoridad del príncipe de este mundo. Platon ignoraba que la única manera de escapar de esa caverna que forma parte de su alegoría, es la gracia de Dios que atrae eficazmente a todos aquellos que según su soberano propósito, han sido predestinados para ser librados de la potestad de las tinieblas y trasladados al Reino del Señor Jesucristo.
Platon afirmaba, que aun en los momentos de mayor libertad, el hombre podía estar cautivo de una falsa realidad. Todo ese conocimiento filosófico, tampoco podia librar a Platon de estar el mismo cautivo de ese autoengaño realimentado por factores externos, pues mediante la sabiduría humana el hombre no puede conocer a Dios, por cuanto las cosas del Espiritu le son locura (1 de Corint 2;14).

Los cautivos de aquella caverna, no podían ver otras cosas, mas que las que les eran proyectadas. Estando cruelmente condicionados a solo poder ver esas sombras. Y respecto a la falsa realidad en que satanás tiene sumida a la raza humana , esta escrito;

2 Corintios 4:3-6(RVR1960)
4 Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos.

3 Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto;

4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

5 Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.

6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Sublime gracia que nos arrastro de la oscuridad y de la falsa realidad en la que el príncipe de este mundo nos tenia encadenados, y nos traslado al Reino de la Luz Admirable.

Daniel Nicolas Pastore

Comentarios

Comentarios