Reflexiones y Estudios

10 OBJECIONES A UN ARTÍCULO DE CARÁCTER ECUMÉNICO, DE LA COALICIÓN POR EL EVANGELIO

Publicado por La Verdad Ahora
Por: Daniel Nicolás Pastore
En este documento, vamos a analizar un artículo perteneciente a un pastor de la Coalición por el evangelio. La necesidad de este análisis, esta dada por el hecho de que el articulo en cuestión es de carácter ecuménico, y teniendo en cuenta el contexto en el cual nos encontramos, tenemos que marcar claramente todo lo que tenga que ver con el ecumenismo, por cuanto el ecumenismo es parte de la agenda para la formación de la religión mundial única.
Quiero dejar expresamente aclarado, que de ninguna manera estamos afirmando, que todos los pastores que forman parte la coalición por el evangelio son ecuménicos. Pero si tenemos la necesidad de advertir que algo no está funcionando bien en dicha coalición, por cuanto se permite que en nombre de esa coalición se publiquen artículos de naturaleza claramente ecuménica.
He compaginado el análisis, exponiendo 10 objeciones que siguen a continuación, objeciones que están marcadas en la nota original que esta al final, con un numero que las identifica y señaladas en negrita.
1 Objeción ; Creo que tratándose de un sistema pagano,hablar de diferencias teológicas es un eufemismo. La palabra teología significa tratado acerca de Dios, partiendo de esa base y considerando que Roma es la gran ramera de Apocalipsis, y que todo lo que emana de esa secta esta contaminado, no se puede hablar de diferencias teológicas sino de un conflicto entre la luz y las tinieblas.
2 Objeción: Se refiere a católicos y protestantes como dos grupos de creyentes. ¿Pueden ser considerados creyentes quienes siguen doctrinas heréticas como la adoración de imágenes, la adoración de Maria y la creencia de que Maria es corredentora de la humanidad, el purgatorio, el sacrificar a Cristo nuevamente en cada misa, la salvación por obras, la infalibilidad papal, entre otras.?
3 Objeción ; Cuando dice que ciertas cosas pueden confundir a creyentes no católicos, indirectamente esta aseverando de que los católicos son creyentes, y como este articulo esta dirigido a cristianos , es obvio que este pastor considera a los católicos como creyentes bíblicos. Esta tercera objeción esta en linea con la segunda.
4 Objeción: Dice de que el hecho de que la iglesia católica tenga la responsabilidad de guiar a muchas personas, debe infundirnos respeto? ¿ Guiar a mucha gente hacia donde ? ¿ hacia la verdad o hacia el paganismo? ¿ Puede infundir respeto una secta pagana que se ha cobrado la vida de 80 millones de mártires a lo largo de su tenebrosa historia?
5 Objeción: Dice que el papa Juan Pablo II, ejerció una influencia decisiva en el desmoronamiento del sistema comunista ¿ Será esto así? Quienes hemos estudiado algo de las sociedades secretas, sabemos que asi como el sistema comunista fue planificado por banqueros iluminatis de Wall Street, de la misma manera, el desmoronamiento de la Unión Soviética, junto a sus aliados del Este, fue también parte de esa misma agenda, agenda que trasciende el plano humano, y se extiende a las regiones celestes, en donde satanás junto a sus principados, gobernadores, y huestes de las tinieblas, manejan los hilos de la política mundial. Lo que en este punto se percibe , es una clara reivindicación de Juan Pablo II , uno de los papas que mas a contribuido a la unión ecuménica, y podemos imaginar que todo el infierno estaba respaldándolo para que quedara ante el mundo como el papa que derroto al comunismo. Pero tal parece ser este pastor no alcanza a discernir estas cosas, sino que le atribuye esos acontecimientos que sacudieron el mundo a la influencia de un papa, dejando de lado toda consideración espiritual que involucre al príncipe de este mundo.
6 Objeción : Dice que reconocer la influencia y liderazgo del papa es fundamental para el resto del mundo cristiano. ¿ Resto del mundo cristiano? Notemos las reiteradas afirmaciones que dan claramente a entender que este pastor reformado integrante de la coalición por el evangelio, considera a los católicos como cristianos.
7 Objeción: Dice que la iglesia católica ha sido una incansable defensora del respeto por la vida humana: TENIENDO EN CUENTA LOS CRÍMENES DE MILLONES DE MÁRTIRES CRISTIANOS, Y EL ENCUBRIMIENTO SISTEMÁTICO DE SACERDOTES PEDOFILOS, NO CREO QUE ROMA PUEDA SER CONSIDERADA UNA INCANSABLE DEFENSORA DEL RESPETO POR LA DIGNIDAD HUMANA.
8 Objeción; Sugiere que estimemos la importancia de la urgente necesidad que tenemos de pelear una causa común junto a otros . ESTA MUY CLARO QUE CUANDO SUGIERE PELEAR JUNTO A OTROS, NOS ESTA DICIENDO QUE PODEMOS HACERLO JUNTO A LOS CATÓLICOS Y ESTO ESTO ESTA PISOTEANDO EL CLARO MANDATO A NO UNIRNOS EN YUGO DESIGUAL CON LOS IDOLATRAS.
9 Objeción; Este pastor reformado reivindica,el hecho, de que en cierta oportunidad ,pastores protestantes se hayan unido a sacerdotes católicos en una causa común. ESTO ES UNA CLARA REIVINDICACIÓN DE ALGO QUE ES ANTI BÍBLICO, COMO LO ES EL UNIRSE EN YUGO DESIGUAL.
10 Objeción; Dice que debemos orar por el papa y por la iglesia católica. ¿ Orar por el papa y por la iglesia católica? ESTAMOS ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO EN ORAR POR LOS CATÓLICOS , PERO REALMENTE INSTAR A ORAR POR UNA INSTITUCIÓN PAGANA Y SU MÁXIMO REPRESENTANTE ES NO ENTENDER DE QUE SE TRATA TODO ESTO.
Conclusión; En todo este articulo se percibe claramente, que su autor nos quiere dar el mensaje de que la iglesia católica es cristiana, y que por lo tanto debemos considerar la conveniencia de actuar junto a sacerdotes católicos en alguna u otra causa común, y esto es una clara y manifiesta incitación al ecumenismo.
LO QUE SIGUE A CONTINUACIÓN ES EL ARTÍCULO DEL PASTOR REFORMADO PERTENECIENTE A LA COALICIÓN POR EL EVANGELIO ( el artículo fue borrado de la página de TGC)

La visita del Papa Francisco a Juárez – Ps. Carlos Contreras

Pastor Carlos Contreras junto a Miguel Nuñez

 

Carlos Contreras es miembro del concilio de Coalición por el Evangelio. Carlos es pastor en la Iglesia Cristiana Gracia Soberana, de Ciudad Juárez, México.
1 Mucho se ha escrito sobre las diferencias teológicas entre la Iglesia Católica Romana y el Protestantismo Evangélico. El tema de la relación entre 2 estos dos grandes grupos de creyentes es delicado, especialmente en Latinoamérica. Pero mi intención no es suscitar un debate sobre dichas diferencias significativas, o hablar de las tensiones históricas entre estos dos grupos. Más bien, en ocasión de la visita del Papa Francisco a México y a nuestra ciudad la semana próxima, me gustaría hablar de la importancia que pudiera tener para el mundo actual la influencia moral del Papa.
El Papa Francisco es el líder de una religión que agrupa a más de mil millones de personas a través del mundo. Es también el máximo líder político del Estado Vaticano. Por ello, su visita a un país es mucho más que una simple visita de estado, o una visita a los feligreses de su iglesia. Ambas realidades se mezclan y dan peso e importancia una a otra. Cuando el Papa visita un país, es recibido como un estadista reconocido, y es reverenciado por los más altos dignatarios de dicho país.
3 Esto confunde a muchos creyentes no-católicos, pues algunos impugnan el hecho de que se le de tanta importancia a la visita de un líder religioso. Pero es necesario reconocer que él es la cabeza de la religión cristiana más grande del mundo, que agrupa a cerca del 17% de la población mundial, o sea, a casi 1 de cada 6 personas en esta tierra. Ese simple dato produce asombro,
4 pero también debe producir una respetuosa consideración al reconocer la magnitud de la responsabilidad que tiene de representar y guiar espiritualmente a tantas personas.

Influencia mundial

Los políticos del mundo reconocen que el Papa no solo es un líder espiritual y religioso, sino que su influencia política y moral es de gran importancia para sus países y para el mundo entero. En 1979 el entonces Papa Juan Pablo II visitó por primera vez su país natal de Polonia como el máximo líder de la Iglesia Católica. En ese entonces el totalitarismo comunista reclamaba el derecho absoluto de controlar la vida de sus súbditos. Pero el régimen polaco no pudo contener la influencia del peso moral, político y carismático del Papa, quien logró reunir a cientos de miles de personas para hablarles sin ninguna mordaza. Su mensaje a las masas polacas y al mundo comunista retaba la filosofía marxista totalitaria y exhortaban a no tener miedo de luchar por su dignidad como seres humanos. Un año después se fundó “Solidaridad”, el primer sindicato laboral independiente en Polonia.
5 Es históricamente indudable que el Papa ejerció una influencia significativa en el deterioro de la capacidad de los países comunistas de controlar la vida religiosa y moral de sus poblaciones; esto a su vez contribuyó, junto con otros factores políticos, a la eventual caída en 1991 del poder totalitario del imperio comunista en toda Europa oriental.
6 Reconocer esa influencia y ese liderazgo es fundamental para el resto del mundo cristiano. Nos encontramos en un momento histórico crucial en el mundo, donde se requieren voces que defiendan las verdades bíblicas históricas que han sido parte del fundamento moral de nuestra sociedad, pero que ahora están bajo feroz ataque. La Iglesia Católica sostiene algunas doctrinas fundamentales que sabemos son contrarias a la enseñanza clara de las Sagradas Escrituras.
7 Hay muchas cosas que afirma y enseña que no compartimos. Pero también, admitimos que, históricamente, ha sido una incansable defensora del respeto a la vida humana como criaturas hechas a la imagen de Dios, oponiéndose radicalmente al aborto como a la eutanasia. También ha defendido públicamente el matrimonio bíblico y la familia, condenando el divorcio y rechazando el matrimonio entre personas del mismo sexo. Y ha luchado en muchos frentes y países para defender a gran costo el derecho a la libertad religiosa, así como pelear por los derechos de los más desprotegidos y pobres del mundo. Todos estos frentes son comunes a los creyentes cristianos de todo el mundo que defendemos el nombre de Cristo, al defender lo que nuestro Salvador nos manda en Su Palabra. Pero creo que es importante para nosotros los evangélicos reconocer la importancia que tiene para el mundo cristiano que haya voces fuertes e influyentes que defiendan estos valores públicamente.

Mal llamada tolerancia

Esto es lo que hace preocupante ver que el Papa Francisco parece haber adoptado una postura política de tolerancia y no agresión. En su reciente visita a E.E.U.U., el Papa Francisco dirigió un discurso en la Casa Blanca, otro en el pleno del Congreso Americano, y otro ante la Organización de las Naciones Unidas. Pero en dichos discursos evitó mencionar temas como el aborto y el matrimonio homosexual, siendo que en las primeras planas de esa nación se debatían precisamente esos temas. Los eventos noticiosos de ese momento eran de gran importancia. Habían sido publicados perturbadores videos sobre la venta de partes y órganos de bebés abortados por una organización subsidiada por el gobierno federal; y apenas un par de meses antes la Suprema Corte de esa nación había aprobado la legalización del matrimonio homosexual. El Papa Francisco prefirió abordar temas menos controversiales, como exhortar a los líderes de ese país y a los representantes ante la ONU a que se esforzaran por proteger el futuro del medio ambiente. Recientemente, también con motivo de haber decretado el 2016 como “Año de la Misericordia”, ha hecho declaraciones en las que no solo llama a la tolerancia y aceptación de todas las religiones, sino también a una postura más abierta hacia aquellos que viven en abierta práctica homosexual. Esto debe preocuparnos como evangélicos, debido a la ya mencionada influencia moral y política del Papa.
8 Creo que por ello, es muy importante que los cristianos evangélicos entendamos la urgencia de los tiempos y el papel que juegan los líderes políticos y morales del mundo, y estemos dispuestos a aprender a pelear una causa común al lado de otros, aunque difieran significativamente en su doctrina con nosotros. Nuestras convicciones teológicas deben ser tan firmes y claras que podamos denunciar lo que está mal en el mundo y defender lo que es justo y bíblico, pero también saber reconocer la contribución que otros puedan estar haciendo a la causa común. ¿Por qué? Porque en ciertas luchas es necesario presentar un frente común ante un ataque a los valores morales esenciales. En otras palabras, el mundo necesita saber que todos los que se dicen cristianos de este mundo se oponen a las nuevas políticas del liberalismo humanista de nuestra actualidad.

Labor justa

A principios del 2010, año en que nuestra ciudad ya figuraba comola ciudad más peligrosa y violenta del mundo, se me pidió en representación del Consejo de Pastores y Ministros Evangélicos de Ciudad Juárez, que redactara un comunicado para el entonces Presidente de México, Felipe Calderón, y se leyera y entregara a su Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont. En dicha reunión privada, a la que acudieron también el Gobernador del Estado y nuestro Presidente Municipal, todos los funcionarios públicos presentes fueron sentados en una larga mesa. 9 Y delante de ellos fuimos sentados los representantes de los pastores evangélicos y los principales líderes de la Iglesia Católica de la ciudad. Juntos informamos del estado crítico de nuestra ciudad azotada por el crimen y la violencia; juntos reclamamos al gobierno su indolencia e incapacidad de responder ante la necesidad de la población; juntos exhortamos al gobierno federal y estatal que promovieran una respuesta pronta y eficaz al estado de desamparo que vivíamos. ¿Por qué fue necesario unirnos –evangélicos y católicos— en este reclamo y exhorto? Porque luchábamos contra un enemigo común, porque defendíamos una víctima común, porque nos dolían las muertes de nuestros conciudadanos y amigos sin importar de qué religión eran.
Ese fue un tiempo de crisis terrible que requirió unirnos en una lucha común. Muchos creen que esa realidad pasada de Ciudad Juárez es una de las razones por la que se invitó, y el Papa aceptó, visitar nuestra ciudad. Pero me pregunto si estamos menospreciando la urgencia de nuestros tiempos actuales y no nos damos cuenta que hemos entrado en un tiempo de crisis mundial en que está en juego, no solo los valores morales tan fundamentales de la vida familiar, sino hasta nuestra libertad religiosa. Me pregunto si no estaremos en tiempos en que necesitamos de nuevo considerar luchar lado a lado con aquellos que luchan contra el mismo enemigo.
El Dr. Albert Mohler ha sugerido que en el futuro pudiéramos compartir con otros una celda de prisión, por pelear una misma causa, a pesar de diferencias radicales en nuestra teología. Por tanto, es crucial aprender a discernir los tiempos peligrosos que vivimos, y saber cómo responder a las oportunidades que se presentan en la lucha por los valores bíblicos bajo ataque. También debemos aprender a luchar al lado de otros que pelean la misma causa, aunque tengan diferencias doctrinales significativas, para unir nuestros esfuerzos en resistir el ataque a la verdad bíblica.
10 Una de las maneras en que podemos hacer esto es orar e interceder por el Papa y por la Iglesia Católica, pues el mundo secular está esperando con gran expectativa de un posible cambio en sus posturas y planteamientos. Precisamente por la magnitud de su influencia y alcance, está bajo una presión mundial que le quiere mover a cambiar sus convicciones morales históricas. Pienso que este no es un tiempo de cuestionar la influencia del papado o de debatir la doctrina de la iglesia que representa, sino de intencionalmente orar que sea sostenido y usado por Dios, como Él ha hecho con tantos otros líderes, al pronunciarse con firmeza a favor de la defensa de las verdades bíblicas.
Además, creo que es necesario que nuestros amigos y familiares católicos se den cuenta de que reconocemos el valor de la influencia moral de su iglesia y sus líderes. Creo que ese respeto expresado de nuestra parte podrá generar una apertura recíproca que nos permitirá compartir con ellos las verdades bíblicas del verdadero evangelio.
Finalmente, este también es un tiempo de reconocer que el mundo necesita líderes evangélicos que, junto con la proclamación fiel e íntegra de la verdad de Dios, permanezcan firmes, marcando una línea moral clara basada en la autoridad de la verdad bíblica. Nosotros mismos, como cristianos evangélicos, debemos revisar si nuestra voz moral pública tiene dicho peso e influencia. Lamentablemente, la reputación de la Iglesia Cristiana protestante (o digamos no-católica) está muy lastimada por nuestra propia división. Esto nos ha impedido poder alzar una voz unida en defensa de Cristo y su Palabra. Pero también, hemos perdido mucha de nuestra autoridad moral por la proliferación de tantas doctrinas falsas, y por los excesos y abusos de muchos predicadores populares. Debemos reconocer esto y ocuparnos de ser fieles al llamado que se nos ha encomendado, proclamando y aplicando la verdad bíblica primero a nuestras propias vidas y en la vida de nuestras iglesias, para poder ser dignos testigos y embajadores de Cristo ante el mundo que nos observa con detenimiento.
El Papa visitará mi ciudad en tan solo unos días. Debemos estar muy pendientes en oración, esperando que la causa de Cristo sea sostenida y no agraviada por sus pronunciamientos y declaraciones. A final de cuentas, nuestra confianza y esperanza no está fundamentada en ningún hombre, sino en nuestro soberano Señor, quien es más que capaz de seguir estableciendo Su glorioso reino y cumpliendo su propósito en la tierra.

Comentarios

Comentarios